Racionamiento Eléctrico ¿Realidad o Paranoia?

6 de marzo de 2016

Entre 1992 y 1993 se vivieron una serie de apagones que pusieron en evidencia el precario sistema energético que se tenía en Colombia. Esto se le atribuyó en su momento al fenómeno del Niño, y con la sequía que azota al país desde el 2015 el temor a un nuevo racionamiento energético está en aumento.

Antecedentes

A inicios de los años noventa el país atravesaba una crisis ambiental producto del Fenómeno del Niño, que dejó como resultado una sequía sin precedentes, y esta causó que los principales afluentes del país disminuyeran hasta un histórico 20 por ciento.

En ese momento, al igual que ahora, la mayor parte de la energía dependía de las hidroeléctricas, las represas y embalses. Sin embargo con el bajo nivel de las aguas no podían satisfacer las necesidades energéticas del país.

Por lo tanto, gran parte de la generación de energía pasó a las termoeléctricas, que sólo podía cubrir con un 22 por ciento de la generación eléctrica del país. A esto se le suma la huelga de trabajadores de la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica, que dejaron al país en medio de un colapso enérgico.

Por lo tanto, el 2 de marzo de 1992 el gobierno decretó un racionamiento, que consistía en dejar sin el fluido eléctrico, de manera intermitente, a diferentes partes del territorio. Lo anterior con el fin de bajar la demanda de energía a un tres por ciento, y de esta manera garantizar el funcionamiento de la industria causar el menor impacto en la economía.

Durante los momentos más crudos de “El apagón”, Bogotá sufría cortes de energía de 9 horas, mientras regiones como San Andrés tenían apagones de hasta 18 horas.

Además, el entonces ministro del comercio (actual presidente de la República) Juan Manuel Santos, ajustó el reloj en el Laboratorio del Tiempo en el Icontec, que marca la hora oficial del país.

A este cambio de horario se le denominó La Hora Gaviria, y fue propuesta por Santos para aplicar la estrategia Europea de adelantar una hora el reloj para aprovechar más las horas en las que hay luz solar.

Situación Actual

Actualmente la cobertura eléctrica en Colombia es de un 93% en las zonas urbanas y un 55% de las zonas rurales, representando un total de un 87% de cobertura en todo el país, siendo esto muy bajo, en especial teniendo en cuenta que en América y el Caribe la cobertura promedio es del 94%.

A pesar de esto, en materia eléctrica el país mejoró mucho desde inicios de los noventa, en especial previendo una situación similar a la del 92, utilizando estrategias como las reformas de 1994, que propiciaron la modernización del sector, o la reforma de 2001, que buscaba promover la inversión extranjera en el sector eléctrico y fortalecer las inversiones en energías renovables.

Frente a la posibilidad de una nueva crisis energética el ministro de Minas y Energía, Tomás González, asegura que, si bien no puede hacer una afirmación categórica, es difícil que una situación similar vuelva a presentarse.

A pesar de que la posibilidad de un apagón general es baja, existen 39 municipios que sufren apagones de manera regular, de entre 6 y 18 horas diarias. Estos municipios se encuentran en Cauca, Nariño, Chocó, Caquetá, Meta y Guaviare.

Sin embargo, la sombra de un racionamiento general empezó a rondar desde octubre de 2015, cuando la preocupante disminución del caudal de los ríos empezó a hacer evidente la situación de alarma.

Incluso el director ejecutivo de la Federación Colombiana de Departamentos, Amylkar Acosta, propuso que se aplicara una medida similar a la de La Hora Gaviria, justificando esta propuesta en que sería una medida para reducir el consumo de energía, que en enero estuvo en un 5.7%.

Sequía en Colombia

El fenómeno del Niño, que viene presentándose en el país desde 2015, ha dejado afectadas seriamente a los principales ríos del país.

Rio muerto, deforestacion
Sequía en Colombia

A pesar de que se han presenta algunas lluvias en los primeros días de marzo, se espera que la ola de calor se extienda hasta abril de 2016.

Entre las fuentes hídricas más afectadas se encuentran el Río Magdalena y el río Cauca,  por la disminución de los ríos que alimentan sus grandes cuencas. El río Magdalena, por ejemplo, tuvo una reducción de un 40%.

Las pérdidas son incalculables, pues no sólo se han disparado los precios de las frutas y las verduras, se han producido múltiples incendios, se ha causado la muerte a cientos de animales, además de generarse una crisis social que ha agudizado los problemas de pobreza en muchas regiones del país.

Falla de algunas hidroeléctricas

El 15 de febrero se presentó un incendio en la central hidroeléctrica de Guatapé, que obligó al cese de sus operaciones, siendo esta la central que aporta el 4% de la energía que se consume en Colombia.

El incendio se produjo por un problema técnico en el acceso a la casa de máquinas, y se espera que vuelva a funcionar al 100% en septiembre, aunque en mayo iniciará operaciones de manera parcial.

El embalse de Guatapé también surte de agua a las hidroeléctricas de Playas y San Carlos, por lo que podrían verse en problemas para generar energía debido al bajo nivel de agua que tiene en este momento el embalse. Lo anterior es delicado si se tiene en cuenta que la central de Playas aporta un 2,6% de la energía que se consume en Colombia, y la de San Carlos aporta un 15%.

Adicional a esto, el bajo nivel de las aguas hizo de otra hidroeléctrica, la central El Guavio, funcione sólo al 37,5%. Esto es delicado, pues el embalse abastece de agua a buena parte de Bogotá, y al llegar al 35% no puede usarse de manera adecuada para la producción eléctrica, pues debe tener un nivel óoptimo para poder responder a la demanda del líquido en la capital.

Alternativas a las Hidroeléctricas

En octubre de 2015 la participación de las termoeléctricas en la generación de energía pasó del 30 por ciento al 40 por ciento.

Cambios en reficar
Imagen cortesía de La República.

Sin embargo, se espera que con la entrada en marcha de Reficar, el país producirá una mayor cantidad de Diesel (aproximadamente 75 mil barriles por día), insumo básico en la producción de las Termoeléctricas.

Además, se espera que un proyecto aumente la capacidad de producción de la planta de Gibraltar, que aumentaría a 80 millones de pies cúbicos de gas, en especial por las exportaciones de gas a Venezuela.

Con el fin de quitar presión a las plantas colombianas, el país empezó a importar energía desde Ecuador. A fin de evitar un apagón con el incendio de la planta Hidroeléctrica de Guatapé, que genera el 5% de la energía del país.

Que dice el gobierno

El gobierno, al igual que el gremio que reúne a los grandes consumidores de energía (Asogremio), han asegurado que en el país no va a presentarse un racionamiento de energía.

De acuerdo con estos la producción de energía en Colombia podría normalizarse hacia el mes de mayo, cuando se prevé finalice el fenómeno del Niño.

Igualmente el ministro de Minas y Energía aseguró que no se implementará un cambio en el horario, y precisó que la compra de energía a Ecuador es una medida para garantizar que no haya desabastecimiento eléctrico en el país.

Sin embargo se han promovido campañas para que las personas ahorren agua y disminuyan el consumo energético, a fin de prevenir esta situación.

Renuncia del ministro de Minas y Energía

En medio de la grave crisis energética, y a un día de anunciarse una investigación en su contra por la firma de contratos oficiales a través de una empresa de su familia, el ministro Tomás González presenta su renuncia ante el presidente Santos el 8 de marzo.

El encargado de dar a conocer la renuncia del ministro fue el mismo presidente Santos, en una rueda de prensa sobre el nuevo plan de ahorro de energía y agua.

Igualmente manifestó que en enero y febrero no se había ahorrado agua, y si las personas continuaban desperdiciando el recurso sería necesario racionar energía.

Una vez anunciada la crisis energética, se conocieron algunas propuestas, como la de la compañía XM, que le sugería al gobierno iniciar el racionamiento de manera inmediata durante 6 semanas, a fin de evitar mayores dificultades.

El presidente Santos anunció que los hogares que ahorren energía recibirán descuentos en el recibo de la energía, pero si el hogar consume más se le cobrará el doble.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s